Recientemente los festejos navideños se han visto ampliados con la celebración del Pregón de Navidad y la instalación en la Casa Encarná de un monumental belén de treinta metros cuadrados. Cabe destacar también el Belén viviente que se celebra cada año en la pedanía de los Beltranes y en el que participan todos los vecinos de la aldea, recreando escenas típicas de un belén, que aprovechan para ofrecer la degustación y venta de productos gastronómicos y artesanales.

Deja un comentario