Desde hace más de quince años, La Romana celebra la festividad de San Antonio Abad, Patrono de uno de los barrios más emblemáticos de esta población. Su festejo tiene lugar a mediados del mes de enero. El sábado se celebra una tradicional romería, en la cual cuatro mujeres, que han realizado al santo alguna promesa, lo trasladan a la Parroquia de La Romana.

A la mañana siguiente se celebra la misa y la tradicional bendición de los animales y los panecillos, que después son repartidos entre los asistentes. Durante los tres días que duran las fiestas, viernes, sábado y domingo, es habitual degustar los tradicionales buñuelos de San Antonio, acompañados de una buena mistela, comer los típicos gazpachos y el arroz con conejo y caracoles y en la romería reponer fuerzas con las típicas tortas de aceite.

Deja un comentario