Se celebran desde el año 1984, cuando unos vecinos decidieron reunirse y empezar a organizar unas fiestas en honor a la Virgen del Rocío. Se suelen celebrar el último fin de semana del mes de julio. En los últimos años, vienen contando con algún vecino “ilustre” que ofrece el “Pregón de Fiestas”.

Entre sus actos cuentan con campeonatos de chinchón y ronda, retreta humorística, comidas y cenas de convivencia. Y para rematar el domingo, se celebra una misa de campaña en honor a la Virgen del Rocío y un castillo de fuegos artificiales.

– Ayto La Romana

Deja una respuesta